Idiomas

Senderismo en familia: el nacimiento del Vinalopó

10, mayo | La Vall D´Albaida | Sin comentarios
Senderismo en familia: el nacimiento del Vinalopó

En estas fechas lo que apetece más es pasear al aire libre y alejarse del ruido de las ciudades para disfrutar de experiencias más libres y emocionantes, en las que la naturaleza sea nuestro reino de exploración y aventura. Y es que ahora que es primavera y abundan más los días de sol y calor moderado, escapar al campo se convierte casi en una cita obligada. Si vais en familia, el día se convertirá además en una ocasión especial para aprender, disfrutar y descubrir juntos. Desde la Finca San Agustín queremos recomendaros una jornada senderista perfecta para hacer en familia: recorrer la zona del nacimiento del Vinalopó.

Como sabréis, el Vinalopó es el río principal de Alicante,  que atraviesa la provincia de norte a sur con sus 81 kilómetros de largo. Sin embargo, su nacimiento tiene lugar mucho más arriba, en la Sierra de Mariola, concretamente en el término municipal de Bocairent, siguiendo su recorrido luego hacia Banyeres de Mariola. Os animamos a descubrir el paraje que forma el nacimiento de este río, que a su paso por la sierra, forma manantiales y pozas naturales de gran belleza.

Las rutas que existen en torno al nacimiento del Vinalopó son variadas. Esta que os proponemos comienza en la desviación hacia Alcoy tomando primero dirección Villena desde Bocairent, que se encuentra a unos 25 minutos de San Agustín. Hay que buscar el puerto de montaña, al final del cual se encuentra un camino amplio y un panel informativo sobre la PR-CV-4. A partir de ahí hay que seguir la pista forestal, que nos adentrará en el cauce del río. Llegaremos primero a los Pous de la Rambleta, donde se encuentra el Barranc del Vinalopó. A partir de ahí, hay que seguir el cauce por la derecha –notaremos que la vegetación se va haciendo cada vez más abundante-. La senda sigue el río corriente abajo, y antes de llegar a la zona de Els Brulls, se puede divisar las ruinas del castillo Vinalopó a la izquierda.

Después de Els Brulls la vegetación cada vez es más frondosa, y se llega enseguida a la Font de la Coveta, conocida popularmente por ser el lugar de nacimiento del Vinalopó –aunque en realidad sus primeras aguas nazcan unos seis kilómetros más arriba, en el llamado Racó de Bodí o Pla de Bodí-. El nombre del manantial se debe a que el agua proviene del interior de una pequeña cueva abierta en la roca. Es un buen lugar para realizar un descanso en nuestra ruta, donde admirar el paraje y refrescarse de la caminata, y para que los niños exploren y jueguen.

Unos metros más abajo y atravesando el río, lo que más encontraremos en el camino serán antiguos restos de arquitectura industrial, como fábricas o molinos, que usaban antiguamente la fuerza del agua del río como energía. En este punto se estableció primero un batán textil en el siglo XV, después un molino de harina en el siglo XVII, y una fábrica de papel de 1781 a 1943. Situándonos a la derecha en el camino, encontraremos el llamado Molino de Dalt, del siglo XV, y el Molino de Baix –o fábrica de Blanes-. Pasando este punto río abajo y cruzando la pasarela, encontraremos el Toll Blau, un lugar espectacular donde hay unas caudalosas cascadas que caen en un estanque. Rodeado de vegetación, es el rincón perfecto para acabar la jornada. Se regresa por el mismo sendero o por la pista forestal.

Esta es una ruta apta para niños, sin apenas desnivel. Así que, si queréis pasar un día genial de senderismo en familia, visitar el paraje fluvial del nacimiento del Vinalopó será sin duda una opción perfecta. Hacer deporte siempre es una actividad recomendable, y más si es acompañado de nuestro seres queridos.

Como siempre, os recordamos llevar calzado cómodo –a poder ser indicado para montaña-, crema solar, agua y comida para reponer fuerzas.

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha