Idiomas

Torres y murallas: un paseo por las construcciones defensivas de la Vall

14, agosto | La Vall D´Albaida | Sin comentarios
Torres y murallas:  construcciones defensivas  Vall Albaida

Estamos ya en el ecuador del verano y hay que aprovechar para hacer el máximo número de planes posibles, sobre todo con la familia. Pero también hay que pasar rato con los más pequeños ahora que tienen vacaciones. Y además, hay que asegurarse de que no se queden mucho rato delante de la televisión o enganchados a los videojuegos. Por eso, si os alojáis un fin de semana en la Finca San Agustín, podréis disfrutar del ejercicio al aire libre mientras visitáis los monumentos de los pueblos de la Vall y Terres dels Alforins. Esta vez, viajamos a las localidades de Bocairent y Albaida para hablaros de antiguas construcciones defensivas de estas villas que podéis visitar, restos de la multitud de culturas que colonizaron estas tierras y sus modos de protegerla de los atacantes, que cuenta mucho sobre su historia, su antiguo modo de vida, y de los enemigos y aliados de sus gentes…

Los niños serán los que más se sorprendan viendo en primera persona los escenarios de antiguas historias de hace siglos, y otras más recientes, de conflictos y batallas que no les dejarán indiferentes. En primer lugar, hacemos una parada en el municipio de Albaida para ver sus famosas murallas. Sus restos se localizan en el propio casco urbano, sobre todo cerca de la iglesia parroquial. Bien de Interés Cultural, estas murallas se construyeron durante la época islámica en Albaida, aunque luego se utilizaron también tras la conquista cristiana. Tres de las puertas que se pueden ver de la antigua muralla son la Puerta de Valencia o Porta d’Aljorf, la Puerta de Onteniente o Porta d’Ontinyent y la Puerta de la Villa.

La Puerta de la Villa era la antigua entrada principal de Albaida y es muy llamativa artísticamente, con un arco de medio punto y un tejadillo de teja árabe. La muralla urbana destaca por ser el conjunto fortificado mejor conservado de la Vall. De la primitiva muralla se conservan cuatro torres, tres de ellas integradas en el palacio de los Milá de Aragó de la localidad. Hay otra torre, la Torre de Guaita, que data del siglo XIII, de poco antes de la conquista cristiana de la región.

Viajamos de nuevo para visitar Bocairent y su Torre de Mariola, una torre islámica de vigilancia de época medieval, otro Bien de Interés Cultural que se haya en medio del paraje natural de la sierra. Además, aprovechando que la Casa y la Fuente de Mariola se encuentran muy cerca, se puede hacer una excursión corta y almorzar o comer en la zona recreativa. Después se puede subir fácilmente a donde se encuentra la Torre, un área especialmente estratégica para la vigilancia ante el ataque de enemigos (pues se encuentra sobre una alta cumbre de la Sierra Mariola), por lo que la construcción siempre se ha usado para este fin a lo largo de toda su historia. Los restos actuales pertenecen a época musulmana, concretamente al siglo XI. La construcción es de pequeñas dimensiones, pero todavía permite imaginar la antigua fortaleza que era, como punto clave de observación en el territorio y, más tarde, como refugio de los pobladores vecinos.

Desde la Finca San Agustín os animamos a conocer estos monumentos de la zona y a aprender un poco más sobre la historia de estas localidades y de la región de Terres dels Alforins, a la vez que aprovecháis para hacer paseos y excursiones al aire libre muy saludables. ¡Calzaos las zapatillas, y andando!

 

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha