Idiomas

El gusto del buen comer

21, marzo | Gastronomía | Sin comentarios
El gusto del buen comer

Uno de los principales atractivos de nuestra tierra, a parte del mar que la envuelve o su fantástico clima, siempre ha sido la cocina. En la Comunidad Valenciana se come bien, se come muy bien. Cada vez son más los turistas que se acercan a la terreta con tal de disfrutar de una estancia o escapada de fin de semana, motivados simplemente por la gastronomía valenciana que va mucho más allá de su ya famosísima paella.

Dentro de la Comunidad Valenciana han una gran variedad de territorios y tradiciones por descubrir. Cada pueblo o ciudad cuenta con su propio patrimonio,  sus fiestas y ¡hasta sus propias recetas!; la mayoría de éstas han llegado a convertirse en patrimonio de las diferentes localidades, al transmitirse de generación en generación. La Vall d´Albaida ha tenido siempre una fuerte tradición culinaria donde destacan sobre todo los productos naturales cultivados en la comarca.

Con anterioridad os hemos hablado de un par de platos típicos de la zona como el gazpacho de Mariola o el arroz al horno.  Hoy queremos hablaros de la fabricación de mermelada casera. El caqui es la fruta estrella del otoño en la Comunidad Valenciana, en la Finca San Agustín elaboramos nuestra propia mermelada casera con los caquis que cultivamos, de forma ecológica, en los terrenos de la finca y que posteriormente son los grandes protagonistas de algunas de nuestras recetas.

MERMELADA DE CAQUI

Ingredientes necesarios

  • 2 Kg de caquis maduros
  • 900 g de azúcar
  • Zumo de 1 limón
  • Zumo de 2 naranjas
  • 300 ml. de moscatel
  • 200 ml de agua
  • 1 cucharada de esencia de vainilla

 

Elaboración de la mermelada

  • Saca la pulpa de los caquis, quita las semillas y córtalos en trocitos pequeños.
  • Pon la pulpa en el cazo y añade el azúcar, los zumos de los cítricos y la vainilla, mézclalo todo bien  y déjalo cocer con el fuego a baja temperatura, removiendo con cuidado para que la mezcla no se pegue.
  • Pasados 20 minutos, una vez disuelto el azúcar, agrega el moscatel, y remuévelo todo  hasta que la mezcla se oscurezca y muestre una presencia más espesa. (¡Cuidado! No hay que dejar que se seque completamente ya que al enfriar siempre se endurece un poco).
  • Ya solo queda envasar la mezcla y dejar que repose toda la noche.

 

 

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha