Idiomas

Torrevellisca, una bodega con historia

10, mayo | Entre vino y estrellas | Sin comentarios
Torrevellisca, una bodega con historia

Nos remontamos al año 1880. Don Luis Melo, heredero al trono de Portugal, visita la zona sur de la provincia de Valencia y se enamora de las tierras valencianas. Tras renunciar a la corona, el que se nombrara en su momento Marqués de Vellisca y Grande de España, se asienta en el pueblo de Fontanars dels Aforins, donde manda construir un palacio, que recibe el nombre de “Torre Vellisca”. Así comienza la historia de las bodegas Torrevellisca

Tradición y modernidad son las principales señas de identidad de esta bodega, al igual que las de nuestra Finca San Agustín. La responsabilidad de los enólogos e ingenieros agrícolas que están al mando de los viñedos, permite una unión perfecta entre la experiencia de producción de vino desde hace dos siglos y el seguimiento exhaustivo de cada uno de los procesos de producción del vino, a través de unos determinados protocolos. 

El secreto y singularidad del sabor y calidad de sus vinos es invisible a la luz del sol, pues en Torrevellisca se sigue la práctica la vendimia nocturna, con una serie de ventajas: las temperaturas son más suaves, desaparece el efecto de oxidación de la fruta recogida por la ausencia de calor, y se mantiene de forma más duradera el sabor, la textura, el color y el brillo del vino. 

Todo los atributos de cada uno de sus vinos –100% naturales–, merecen el reconocimiento internacional de algunos de los premios que reciben cada año. La Guía Peñin, considerada como el manual de vinos españoles más completo del mundo por la cata de más de 11.000 vinos, le otorga a esta bodega valenciana una alta valoración en sus productos cualificados como Premium. 

Tan solo 10 kilómetros separan la Finca San Agustín de esta exquisita bodega que permite a sus huéspedes poderse desplazar hasta ella en 15 minutos de coche. Vale la pena visitar este bodegón que, además de producir vinos, elabora mermeladas de forma artesanal. 

La visita, de una hora y media de duración, es gratuita e incluye una cata de vinos. 

El horario de visitas es: sábados y domingos de 9.00 a 13 h. Si acuden más de 7 personas, es conveniente avisar con uno o dos días de antelación. 

¡Pasen y soboreen la calidad de un vino que viene de muy lejos!

 

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha